jueves, 7 de junio de 2018

Si la primera fue buena pelea... la segunda promete echar chispas.

Si la primera fue buena pelea... la segunda promete echar chispas.

Los mexicanos Leo Santa Cruz y Abner Mares aseguraron ayer que los aficionados no saldrán decepcionados de este segundo capítulo.

Los dos púgiles se vieron las caras en agosto de 2015, y Santa Cruz se llevó la victoria por decisión mayoritaria.

Mañana, tanto el michoacano como el tapatío, se enfrentarán en el Staples Center por la supremacía de los Pluma, pues Santa Cruz es el Supercampeón de la AMB, y Mares es el campeón del mismo organismo, para que nazca un monarca absoluto.

"La primera fue una gran pelea, pero pienso que la segunda será mucho mejor. Mares es un gran peleador y tiene a un gran entrenador como Robert García", externó Leo.

"Es un gran reto este pleito, y creo que será una pelea que los fanáticos van a disfrutar mucho, más probablemente que en la primera", añadió al verse las caras con Mares en la conferencia de prensa previa al pleito.

Mares llega con marca de 31-2-1, 15 KO's, mientras que Leo ostenta foja de 34-1-1, 19 KO's.
"Es una pelea entre mexicanos. El espectáculo está garantizado. No hay favoritos, todo puede pasar, y los ganadores de todo esto son los aficionados, pues nos brindaremos como todo", consideró Abner.